Utiliza la energía solar para transformarla en agua caliente, sin generar contaminantes para nuestro planeta a través de un proceso natural, brindado un ahorro de hasta el 100% en gas* . Aunque se debe contar con un calentador de respaldo por limitación de energía solar.

*Dependiendo de la época del año, ubicación geográfica y equipo de respaldo.